Buenos Aires
19 de Junio 2018

Browse By

Morón: alta litigiosidad y pocos privilegios

El presidente de la Asociación de Magistrados y Funcionarios del Departamento Judicial Morón brindó una entrevista exclusiva con Tiempo Judicial donde describió su distrito, el colegio de magistrados, la reforma penal provincial, y la perspectiva de género en sus sentencias, entre otros conceptos.

 

El fiscal de Instrucción N° 7 de Morón se llama Matías Javier Rappazzo, y es titular de la entidad que nuclea a casi todos los funcionarios del departamento judicial (700 en total) entre jueces, fiscales, defensores y secretarios. Fue reelecto como presidente el año pasado por la lista “Unidad por la asociación” que está en el poder desde 1999 con “alternancia y continuidad”, manifestó.

 

El “Departamento Judicial Morón” nuclea a cuatro intendencias con gobiernos partidarios bien diferentes: Morón, Hurlingham, Ituzaingó y Merlo.  Con una alta litigiosidad, pocos recursos, algunos problemas de inseguridad, los operadores se la juegan para brindar el mejor servicio de Justicia a alrededor de un millón doscientos mil ciudadanos bonaerenses.

 

Fotos: Tiempo Judicial

 

Morón, y los tribunales bonaerenses, son muy diferentes a lo que el ciudadano puede ver en Capital Federal con jueces llegando con custodia a sus juzgados y en autos oficiales. En todas las dependencias judiciales, salvo contados casos, no hay detectores de metales en los juzgados, no hay custodia, ni policías, ni autos oficiales. “No estamos en Comodoro Py”, razona el fiscal y cuenta una anécdota. “Tuve que allanar el estadio de deportivo Morón y entré con mi auto al estacionamiento y les tuve que pedir por favor a la gente que no me rayen el auto que era el particular”, se ríe al rememorar su auto al borde de ser dañado por la marea humana de la hinchada local.

 

Rappazzo es el vicepresidente del Colegio de Magistrados de la provincia de Buenos Aires que nuclea 19 departamentos judiciales y los 19 presidentes componen su consejo directivo. El presidente es Rodrigo Cataldo, juez de Mar del Plata y titular de su colegio de jueces. Como mínimo se reúnen una vez al mes más allá del contacto permanente por diferentes situaciones de la vida jurídica bonaerense.  “Somos conducción a partir de una mirada abierta a la sociedad con una mirada de género, y nos reunimos periódicamente y procunar para la mejorar del servicio de Justicia”, sostuvo Rappazzo ante Tiempo Judicial en la sede de la asociación de magistrados en Morón en la que también estuvo presente la jueza Mariana Maldonado, presidente del Tribunal Oral Criminal Nº 1 de Morón.

 

Fotos: Tiempo Judicial

 

¿El departamento tiene algún tipo de delito diferente al resto de la provincia?

 

Morón no tiene alguna problemática particular. Es igual a todo el conurbano bonaerense. No salimos de la media como Lomas de Zamora, Quilmes, San Isidro, y La Matanza. La estadística viene siempre igual y está vinculada a la inseguridad, a casos de abuso sexual intrafamiliar y casos de violencia de género.

 

Por esto nuestra asociación siempre está a la vanguardia en las capacitaciones en materia de género con la comisión a cargo de la jueza Maldonado. El año pasado realizamos una capacitación para que todos los jueces, fiscales y defensores resuelvan sus resoluciones con una mirada de género.

 

¿Qué quiere decir resolver con perspectiva de género?

 

Maldonado: nos convertimos en replicadores pensando todos los procedimientos penales y hasta de familia con un status quo diferente para romper con la burocracia, y tener una visión distinta a la respuesta que le damos a la sociedad. Queremos cambiar la forma en la cual encaramos una investigación y un proceso.

 

¿Cuál es la relación que tiene que tener un juez con la política y cuál es la real?

 

Rapazzo: Gracias a Dios no estamos tan cruzados por la política. La que tiene que tener es la muy buena relación que tenemos nosotros abriendo espacios. Buena relación con todos los intendentes en el Departamento Judicial de Morón que incluye a cuatro intendencias con colores políticos totalmente diferentes y que nuclean más de 1 millón de habitantes.

 

Entendemos y tenemos militancias totalmente distintas y visiones diferentes en cómo llevar adelante la asociación.

 

¿Cómo se encuentra el departamento judicial en infraestructura edilicia?

 

Estamos bastante bien esperando que se termine la construcción de órganos jurisdiccionales. Los jueces están todos en Cristóbal Colón 151, en Morón Centro. En tanto, el fuero Contencioso y de Familia, y el ministerio público fiscal y defensores están distribuidos  en diferentes edificios del centro de Morón. Y también hay fiscalías y defensorías descentralizadas en Merlo, y se están por crear en Hurlingham. De hecho, el departamento judicial Merlo está creado por ley pero nunca hubo decisión política de construirlo.

 

¿Cómo influye Merlo en cantidad de causas?

 

La localidad de Merlo abarca el 60 por ciento del trabajo del departamento judicial de Morón. Así que esta iniciativa acercaría más la Justicia a la gente. Está creado por ley pero nunca se puso en funcionamiento.

 

Fotos: Tiempo Judicial

 

¿Cómo está el tema de vacancias de magistrados?

 

Tenemos bastantes vacantes en Morón. Hay un 20 por ciento de vacantes entre jueces, fiscales y defensores. Es un problema pero a diferencia de la Nación, en la provincia de Buenos Aires existe un cuerpo de magistrados, fiscales y defensores suplentes que reemplaza a los faltantes. Es un sistema que funciona bien y así se reemplazan magistrados ausentes por diferentes motivos como  las licencias por enfermedad, médicas o vacaciones.

 

Pasan por un proceso de selección del Consejo de la Magistratura bonaerense, donde existe un cuerpo de fiscales, defensores y jueces por fuero que cubren las vacantes. Y nunca quedan colgados, siempre tienen trabajo. Es un sistema muy bueno pero no hay la cantidad suficiente de jueces suplentes como suplencias necesarias. Y se cae en la convocatoria a los jueces compañeros para cubrir vacantes. Ya sea jueces, por ejemplo, de un mismo tribunal para cubrir determinado juicio.

 

¿Cómo funciona el sistema de designaciones de jueces con Scioli y como con Vidal?

 

No es un problema de color político. Scioli antes de irse envió 125 pliegos de jueces. Faltan jueces titulares y que el Poder Ejecutivo eleve las ternas porque el Consejo realizar el proceso de selección en menos de 6 meses. Es un proceso rápido comparado con otros, y ya en un año tenés una terna de candidatos limpia para que el Poder Ejecutivo provincial active. En provincia, tienen vacantes paradas hace tres años.

 

Reforma Código Procesal Penal de la Provincia de Buenos Aires

 

Maldonado: Trabajamos un año con un eje central en profundizar una mirada diferente del tratamiento de la víctima, una protección integral. Otro eje es la oralidad que no es una ficción sino un cambio de imagen, de mayor transparencia, de ser más claros ante la ciudadanía y limitar temas técnicos.

 

También la iniciativa que estamos debatiendo siendo parte de la comisión de reforma que encargó el gobierno de María Eugenia Vidal queremos evitar vías recursivas eternas para no tener que pasar tres instancias de apelación para resolver si vamos o no a juicio en el fuero penal.

 

Proponemos técnicas de litigación específicas para gestionar el conflicto en vías de erradicar el expediente y reemplazarlo por la audiencia. La idea es gestionar el conflicto y no seguir estrictamente las reglas técnicas que alargan el proceso.

 

 

¿La reforma que dice sobre el rol de la víctima y su actuación en el proceso penal?

 

Rappazzo: Nos inspiramos en la ley sancionada con el Congreso y también trabajamos desde el Colegio de la Provincia de Buenos Aires con el colectivo “Para que no te pase” con otros familiares de víctimas. Lo primero que pensamos teniendo en cuenta la coyuntura es en la información al ciudadano para que conozca sus derechos.

 

Estamos de acuerdo en abogados gratuitos que pertenezcan del Estado para defender a la víctima, darle las facultades para estar en proceso así como la posibilidad de opinar antes de brindar una excarcelación, por ejemplo. La víctima siempre debe ser escuchada.

 

¿Qué sea vinculante o no la voz de la víctima de que depende?

 

Maldonado: Depende del tipo de resolución. La victima nunca va a ser objetiva y eso es lógico. Tiene que tener una asistencia técnica integral y permanente con un acompañamiento de la legislación con igualdad de derechos que el imputado. Que no sean tan dispares los derechos de la víctima y el victimario. Con la reforma se busca lograr un equilibrio para que por lo menos ejerzan plenamente sus derechos. Hay que ver si nuestros aportes serán considerados por el Ejecutivo.

 

Por último, desde la asociación de Morón. ¿Qué plantean?

 

Rappazzo: El colegio plantea equiparaciones salariales con los jueces nacionales que cobran más del 60 por ciento que nosotros, con mismo trabajo, menos litigiosidad y siendo la segunda provincia de Latinoamérica detrás de San Pablo en cantidad de causas. La meta es la equiparación con la Justicia nacional, Ciudad, Entre Ríos o Córdoba.

 

De hecho, estamos preparando una acción colectiva para reclamar nuestros derechos así como el colegio de Morón tiene presencia en diferentes reformas judiciales: el código procesal penal y civil, el mapa judicial, las reformas del Consejo de la Magistratura bonaerense.

 

En tanto, siempre acompañamos para lograr un mejor servicio de Justicia. Hay varios frentes y como norte tenemos la equiparación salarial para que tomen en cuenta a los operadores judiciales y que nos escuchen. Creo que lo venimos logrando.

 

 

Fotos: Tiempo Judicial

¿QUE TE PARECIÓ LA NOTA?

  • ME ENCANTA 
  • ME GUSTA 
  • INDIFERENTE 
  • ME ABURRE 
  • ME INDIGNA 

DEJANOS TU COMENTARIO