Browse By

Recalculando el 2×1: el beneficio no es aplicable para delitos de lesa humanidad

Fue en el acuerdo de este martes donde la mayoría de los ministros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación volvieron a ratificar la postura del caso “Hidalgo Garzón” del 4 de diciembre de 2018, al rechazar 18 pedidos de las defensas de represores condenados por delitos de lesa humanidad. El pedido buscaba obtener el beneficio del cómputo denominado 2×1, que nació para alivianar la población carcelaria a fines de los noventa.

La Corte Suprema de Justicia ratificó que la ley que computa dos días de detención por cada uno de prisión sin condena firme, es inaplicable para los delitos de lesa humanidad, postura que había fijado en 2017 en el caso Muiña.

Para así decidir, los ministros Highton de Nolasco, Maqueda y Rosatti, remitieron a sus votos concurrentes en el precedente mencionado y en consecuencia, en el marco de diez casos, declararon admisibles los recursos de hecho y extraordinarios y confirmaron las decisiones que negaban la aplicación del cómputo privilegiado de pena, beneficio conocido como “2 x 1”  para todos los delitos de lesa humanidad. El ministro Lorenzetti rechazó todos los recursos interpuestos por las defensas por considerarlos inadmisibles (art. 280 del C.P.C.C.N), según informó el Centro de Información Judicial.

Ante el primer fallo del 2×1, la sociedad reclamó masivamente en Plaza de Mayo para no liberar represores.

Por su parte el ministro Rosenkrantz, en disidencia, remitió a su voto en igual sentido en aquél precedente para lo que decidió hacer lugar a las quejas traídas, declaró admisibles los recursos extraordinarios y revocó las decisiones que venían siendo recurridas.

Con estos pronunciamientos, el Máximo Tribunal ratificó la inaplicabilidad del beneficio del 2 x 1 que solicitaron las defensas de: Juan Antonio Azic, Carlos Enrique Gallone, Waldo Carmen Roldán, Ernesto Frimón Weber, Eduardo Ruffo, Catalino Morel, José Maidana, Diego Chemes, Ricardo Néstor Martínez, Samuel Miara, Oscar Augusto Isidro Rolón, Mario Gómez Arenas, Eugenio Pereyra Apestegui, Juan Carlos Avena, Luis Donocik, Eduardo Kalinec, Julio Simón y Eufemio Uballes.

Esta acordada de la Corte abarca a varios represores del terrorismo de Estado, entre ellos Julio Simón, conocido como “Turco Julián”, quien actuó en la Policía Federal; el ex comisario Samuel Miara, apropiador de los mellizos Reggiardo Tolosa; Juan Antonio Azic, del grupo de tareas de la ESMA y apropiador de Victoria Donda, y Carlos Gallone, de la Policía Federal.

¿Qué es el 2×1?

El 2×1 es una ley que existió en Argentina entre 1994 y 2001 con el objetivo de reducir la población carcelaria, compuesta en gran parte por personas con prisión preventiva y sin condena firme.

La ley -formalmente la 24.390- indicaba que pasados los primeros dos años de prisión preventiva sin condena, se debían computar dobles los días de detención.

Conformación de la Corte nueva 2019 con los nombrados por Macri: Rosatti y Rosenkrantz.

 Breve y reciente historia

El 2 x 1 para genocidas marcó una de las grandes polémicas de 2017, cuando la Corte avaló ese beneficio para Luis Muiña, represor condenado por crímenes de lesa humanidad en el Hospital Posadas.

El 10 de mayo de 2017, una multitudinaria concentración en Plaza de Mayo rechazó el beneficio del 2 x 1 para los responsables del terrorismo de Estado que, luego derogado por el propio Congreso Nacional. Tras la medida legislativa aprobada del Congreso, 10 meses después la Corte Suprema volvió a fallar en otro caso. 

En 2018, a días de un nuevo aniversario del golpe del 24 de marzo de 1976, los jueces de la Corte firmaron otra sentencia en la que por primera vez dan marcha atrás con la aplicación del 2×1 que firmaron en mayo de 2017 y que generó una enorme reacción social.
 
En 2019, este miércoles 25 de septiembre, firmaron otra acordada en la cual rechazaron 18 pedidos de 2×1 realizados por las defensas de los militares condenados por delitos de lesa humanidad. 

 

¿QUE TE PARECIÓ LA NOTA?

  • ME ENCANTA 
  • ME GUSTA 
  • INDIFERENTE 
  • ME ABURRE 
  • ME INDIGNA