Browse By

Nissen: “El Consejo es un órgano de persecución de jueces”

El experto abogado, Ricardo Nissen, y la joven abogada, Natalia Salvo, integran la Lista 11 “Compromiso con la Constitución”  como consejeros titular y suplente para la próxima conformación del Consejo de la Magistratura de la Nación por el estamento de los abogados de la Capital Federal. Te compartimos la entrevista con Tiempo Judicial. 

Es abogado recibido en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires. Ejerce la profesión de abogado, con especialización en derecho societario, desde el año 1975 hasta el presente, con excepción del mes de septiembre de 2003 al mes de noviembre de 2005, durante los cuales se desempeñó en la Función Pública.

¿Qué propuestas ofrece la lista 11 que integra? 

La Constitución Nacional creó el Consejo de la Magistratura para la selección de magistrados y la administración del Poder Judicial con el fin de garantizar la independencia judicial y una eficaz prestación de los servicios de justicia. Estos objetivos no se están cumpliendo.

Hasta ahora se ha garantizado un proceso de selección signado por la endogamia y el corporativismo en claro desmedro de abogados y abogadas que no provengan de los poderes judiciales. Y ningún colega representante ha hecho nada por modificar esto.

La Comisión de Disciplina y Acusación, en particular, se ha transformado en un órgano de persecución y/o protección de jueces y juezas, según acompañen o no las políticas del actual gobierno. Mientras que se descarta de plano toda denuncia por maltrato a los justiciables o incumplimiento a las normas procesales en detrimento de un buen servicio de justicia.

Los representantes de nuestro estamento acompañan la reacción corporativa judicial que considera cada denuncia como un intento de remoción, cuando el abanico de sanciones es mucho más amplio. Como resultado, los reclamos de los abogados y abogadas ante el mal funcionamiento de los tribunales son constantemente desoídos, sin realizar análisis alguno de los problemas planteados repetidamente, y sin instar a modificación alguna.

El Consejo de la Magistratura debe atender primeramente el funcionamiento real de los tribunales y para ello pondremos a disposición de los y las colegas una oficina dedicada a atender y canalizar sus reclamos y sugerencias, no sólo relativos al desempeño de los jueces y juezas y el funcionamiento de los tribunales sino también vinculados a cuestiones edilicias, el sistema informático, y/o cualquier asunto de competencia del Consejo.

Además promoveremos un análisis y seguimiento los tiempos de duración de los diversos procesos y la aplicación de mecanismos para su agilización, información que consideramos debe ser pública para todos los usuarios del sistema judicial.

Los abogados y abogadas necesitamos una gestión seria que atienda la realidad de los tribunales, y no una gestión enfocada en la contratación de familiares y allegados de los Consejeros y Consejeras, y ni en solventar sus viajes a lo ancho del mundo.

Necesitamos un Consejo de la Magistratura que cumpla con lo establecido con la Constitución. Los abogados y abogadas necesitamos representantes que realmente ejerzan su representación y nosotros nos comprometemos a hacerlo.

¿Qué opina del funcionamiento del Consejo a cargo de Miguel Piedecasas?

El Consejo de la Magistratura ha sido activo cómplice de la pérdida del Estado de Derecho que actualmente nos afecta.  La reforma constitucional de 1994 creo este organismo a fin de que el Poder Judicial no funcione como un apéndice el Poder Ejecutivo, quitándole la facultad de selección directa de jueces, y estableciendo un proceso transparente de remoción. 

Eso hoy no existe. Se trasladan jueces de un tribunal a otro como si fuera un juego de ajedrez. Se arman tribunales especiales y se persigue a todo aquel que ose apartarse de los intereses del gobierno, cada días más ajenos a todo precepto constitucional.

Tal es el bochornoso estado de situación que el propio presidente de la Nación lo ha reconocido expresamente en diversas oportunidades cuando se refirió negativamente respecto de ciertas sentencias y resoluciones judiciales que no se acomodaban a su gusto y sus conveniencias, argumentando que ellas no formaban parte de lo acordado y que la persistencia de esos precedentes iba a provocar un cambio de los magistrados responsables de su dictado.

¿Qué le parece el funcionamiento actual del Poder Judicial?

El 85% de la ciudadanía tiene una imagen negativa de la Justicia, y esa aplastante opinión mayoritaria no puede desvincularse de quienes hoy conducen el organismo a cargo de la administración de la Justicia: el Consejo de la Magistratura de la Nación.

Lo cierto es que hoy, ante evidente fracaso de las políticas económicas del “mejor equipo de los últimos 50 años” el manejo de la justicia es el último bote salvavidas con el que cuentan. “Si no hay pan, que haya circo”, es una frase que resume a la perfección la estrategia política del gobierno actual. Y los números de ese circo, están a cargo de los jueces que el macrismo logra manejar.

 ¿Qué opina de la propuesta del Gobierno de ampliar el horario judicial?

Estoy absolutamente de acuerdo con la ampliación del horario judicial. Ningún abogado dedica solo 6 horas a su función, de modo que es inviable agilizar la tramitación de los procesos, si se pretende un desequilibrio en la dedicación de cada uno de los actores. De hecho, los tribunales que mejor trabajan no se ajustan a ese horario.

Dicho eso, creo que se trata de un slogan más de un gobierno que sólo busca ocultar las acciones reales de disciplinamiento de la justicia que ejecuta sesión tras sesión del Consejo de la Magistratura.

 

¿QUE TE PARECIÓ LA NOTA?

  • ME ENCANTA 
  • ME GUSTA 
  • INDIFERENTE 
  • ME ABURRE 
  • ME INDIGNA