Browse By

Morón: una nena confesó el abuso de una maestra

Tras la denuncia a una docente de nivel inicial por abusar de niñas menores de 5 Años, una nena confesó a su madre el supuesto caso de abuso sexual de su “seño”. “Me hacía cosquillas y me dijo que era un juego”, explicó la madre a Tiempo Judicial

“La santidad también es para vos maestra, cuando haces del acto de educar un encuentro de amor”: Esta inspiradora consigna se encuentra en el ingreso que el tradicional colegio María Auxiliadora tiene sobre la calle 25 de mayo, casi García Silva, en pleno centro del municipio bonaerense de Morón. Una institución gerenciada por las religiosas católicas Hijas de María Auxiliadora (más conocidas como hermanas salesianas), una congregación que tiene como principal mandato institucional la formación integral de niños, jóvenes y adolescentes.

Es así que en el colegio María Auxiliadora se dictan clases en nivel inicial, primario, secundario y terciario. Sin embargo, en estos últimos días la noticia no radica en la pretendida excelencia de la educación brindada por ese instituto, sino, por el contrario, en las duras denuncias que recaen sobre la docente de nivel inicial, Florencia Sanguinetti, por abuso sexual a niñas menores de 5 años.

Pasacalles y reacción institucional

En efecto, esta problemática se hizo pública el pasado miércoles cuando en las esquinas de García Silva y 25 de Mayo, apareció colgado un pasacalles que decía: “FLORENCIA SANGUINETTI: “LAS PARTES ÍNTIMAS DE LOS NIÑOS NO SE DEBEN TOCAR”. PEDÓFILA. María Auxiliadora: Cómplice (el docente sigue ejerciendo en la institución)”.

La reacción institucional fue inmediata; pero no la que hubieran esperado los progenitores que envían a sus niños a esa institución: Se bajó el cartel y la directora hizo una presentación judicial señalando que “Florencia Sanguinetti es docente de nivel inicial en carácter de suplente, pero… en el mes de octubre del año pasado debieron realizar actuaciones internas cumpliendo con el protocolo frente a situaciones de conflicto escolar por el motivo de que una madre de un alumno…, manifestó una versión sobre un inconveniente que tuvo con Sanguinetti en esa oportunidad…”

Y más adelante agregó que “no llegó ningún tipo de oficio judicial con respecto a Sanguinetti, por lo que desconoce el motivo del cartel colocado refiriendo que la institución es parte de tal delito manifestado… (y que) “desea resguardar el decoro de su institución”.

La Indignación de padres y alumnos

Sin embargo, el cartel en cuestión, lejos de remitir a una situación pasada o ficticia, dejó en evidencia a Sanguinetti; no sólo por los hechos pretendidamente aislados de fines de 2018; si no por una decena de casos ocurridos en lo que va del año y exteriorizados por niñas de 3 y 4 años ante las preguntas de sus padres preocupados por lo que el fugaz pasacalles denunciaba. 

Es así que desde el día en que se puso el pasacalles, Sanguinetti no volvió a dar clases (hecho que ocurrió – según la versión de los padres – porque, enterados de las graves denuncias, alumnos de nivel secundario intentaron “linchar a Sanguinetti en un recreo”). 

Y durante toda la mañana de este viernes 28 de junio invernal un numeroso grupo de padres se concentró frente al colegio para visibilizar la situación ante medios locales y nacionales. Y el decoro del otrora prestigioso Colegio María Auxiliadora quedó mancillado en sus paredes, con escritos como “Pedófilos”; “La directora tapó todo”, “Florencia Sanguinetti abusadora”; “Florencia HDP”…

crédito Oeste Conurbano.

El Morboso “Juego de las Cosquillas”.

En efecto, una de las primeras madres en realizar la denuncia penal en la Unidad Fiscal de Investigaciones (UFI) 2, el jueves fue Erika; y por un hecho ocurrido este año y no en 2018.

En diálogo con Tiempo Judicial la mujer visiblemente consternada explicó que luego de que apareciera el pasacalles “me acerco al colegio a preguntar y me dicen que es todo mentira… Pero uno ante la duda empieza a interrogar a sus hijos…”.

Y continuó su relato: “Ayer, una nena sí le pidió a la mamá que se quede en el baño y ahí le dijo que la «seño» le hacía cosquillas que le tocaba los cachetes de la cola. Bueno, yo ahí encaro a mi nena por el juego de las cosquillas: mi nena me dice que no me podía decir porque yo la iba a retar… Hasta que finalmente, sí, me dijo que la seño le hacía cosquillas, se empezó a tocar debajo del ombligo donde dijo que la seño le hacía cosquillas…”. Y agregó con voz entrecortada: “Se metía los deditos en la calza… Se bajó la calza, la bombacha y se empezó a tocar la cola…Le pregunté si le dolía, y me dijo que no, que una sola vez le había dolido y que era un juego…”.

Dejando aún más en claro, la gravedad del hecho precisó: “Mi nena tiene 3 años y por suerte habla bastante, y ella me pudo decir y contar esto, porque quizá haya nenes que no se expresen…”

¿QUE TE PARECIÓ LA NOTA?

  • ME ENCANTA 
  • ME GUSTA 
  • INDIFERENTE 
  • ME ABURRE 
  • ME INDIGNA