Browse By

Menem y Cavallo responsables del delito de peculado

A la semana siguiente de beneficiar al ex presidente en la causa por tráfico de armas, el mismo tribunal, la Cámara Federal de Casación Penal confirmó hoy la condena a 4 años y medio de prisión para  Carlos Menem y de 3 años y medio de cárcel para el ex ministro de Economía Domingo Cavallo por el delito de “peculado”, en la causa conocida como “sobresueldos” en la que se confirmó el pago de sueldos extras a ministros del gobierno menemista avalados por los dos condenados, según determinó la Justicia y lo confirmó hoy la máxima instancia penal del país. 

Carlos Menem, de 88 años, tiene fueros como senador pero el ex ministro Cavallo, de 72 años, no y esta decisión lo deja al borde de una detención si la Justicia rechaza un recurso extraordinario para llegar a la Corte Suprema de Justicia. No obstante por su edad y sus problemas de salud es posible que de ordenarse su arresto el creador del plan de la convertibilidad pueda tener el beneficio de la prisión domiciliaria.

No es la primera causa juntos que enfrentan Menem y Cavallo: de hecho ahora están siendo juzgados por haber vendido el predio de la rural a un precio vil en 1991, un caso que los abogados defensores buscan dar por “prescripta” por el paso de los años sin resolución judicial.

Casación tomó una decisión dividida en la causa por los sobresueldos, en la que las juezas Ana María Figueroa y Ángela Ledesma se inclinaron por confirmar la sentencia contra los ex funcionarios. En cambio, el juez Eduardo Riggi entendió que eran razonables los planteos de las defensas en torno a que estaban vencidos los “plazos razonables”, en sintonía con el fallo dictado la semana pasada en donde se absolvió al ex presidente y hoy senador por la causa del contrabando de armas agravado a Croacia y Ecuador.

En el juicio oral contra Menem, Cavallo y Granillo Ocampo, que terminó en el 2015, los fiscales consideraron probado “un sistema clandestino de pago” de sobresueldos con montos obtenidos de fondos reservados, que eran retirados en la Secretaría General de la Presidencia hasta 1994 y luego de la Jefatura de Gabinete o del quinto piso del Ministerio de Economía.

El ex presidente en el banquillo.
CRÉDITO: CIJ

Según esa mecánica, los ministros considerados de más alto rango cobraban sobresueldos de 100 mil pesos o dólares (durante la convertibililidad) y los restantes integrantes del gabinete sumas de 50 mil, 40 mil y 20 mil pesos o dólares en el caso de secretarios de estado, siempre en efectivo y dentro de un sobre .Estas sumas representaban el cuádruple y hasta el quíntuple de los haberes mensuales legales que debían cobrar los funcionarios y eran pagadas en forma clandestina, sin registro alguno.

“Nunca supe que los suplementos podían provenir de un acto ilícito. Si lo supiera, no lo habría hecho declarar en la DGI”, aseveró Cavallo cuando se defendió. Incluso  argumentó que “hasta el Congreso tenía partidas de la ley 18.302”, norma ya derogada que indicaba el destino que se le podía dar a los fondos reservados.

El tribunal dio por acreditado los hechos sostenidos por la fiscalía y la OA. Votó las condenas y un decomiso a 220.868 pesos a Cavallo. A Menem no se le impuso una pena similar porque para la Justicia fue responsable sólo de haber autorizado que fondos reservados sean utilizados para pagar sobresueldos a sus entonces funcionarios.

¿QUE TE PARECIÓ LA NOTA?

  • ME ENCANTA 
  • ME GUSTA 
  • INDIFERENTE 
  • ME ABURRE 
  • ME INDIGNA