Browse By

Legislatura: Homenajes y personajes ilustres

Esta tarde, en el salón Dorado de la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires, fue homenajeado uno de los más grandes jugadores que dio el fútbol argentino, precisamente en una fecha especial porque se celebra hoy el día del futbolista. Bochini, el autor de goles, gambetas y asistencias formidables, recibió un diploma en reconocimiento a su libro autobiográfico llamado “Yo, el Bocha”, una obra que fue declarada de interés para la Comunicación Social y Deportiva por los legisladores porteños.

“Para mí fue un orgullo haber podido jugar 19 años en uno de los clubes más grandes de Argentina como es Independiente. Tuve la suerte de integrar equipos con grandes jugadores y cuerpos técnicos en una de las épocas más gloriosas”, afirmó el Bocha y deseó que “Independiente pueda recuperar el estilo futbolístico que supo tener y pelear todo lo que juegue”.

El Vicepresidente primero de la Legislatura, diputado Francisco Quintana (VJ) expresó su alegría de poder reconocer y homenajear “a un ídolo que trasciende a un club para ser patrimonio del fútbol argentino”. Además, sobre la obra sostuvo que “es un libro que nos va a permitir conocer mucho más sobre otras facetas del Bocha y a la persona detrás del ídolo”.

El proyecto de declaración lo llevó adelante el diputado Gonzalo Straface (VJ) quien destacó: “Es una obra que habla de los sueños de un chico como el de tantos otros y cómo se construyó su carrera. Al Bocha se lo recuerda como un caballero del fútbol”.

De la ceremonia de homenaje participaron los escritores Eduardo Sacheri y Jorge Barraza, este último el responsable de transcribir en papel los relatos de Ricardo Bochini. Además, estuvo el campeón del mundo y gloria de Independiente, Daniel Bertoni, quien recordó anécdotas junto a quien calificó como “una de las personas más queridas en mi vida”. Bertoni dejó una frase que aprobaron y aplaudieron los asistentes: “Bochini tiene que ser presidente honorario de Independiente y tendría que ser más respetado en vida”.

Bochini desempeñó toda su carrera en el Club Atlético Independiente desde 1972 hasta 1991. Allí ganó cinco Copas Libertadores, tres Interamericanas, dos Intercontinentales, dos campeonatos de Primera División y dos campeonatos Nacionales. Además integra el selecto grupo de futbolistas que alzaron la Copa Mundial de Fútbol con la Selección Argentina, en el recordado equipo del 86`que tuvo a Maradona como emblema.

“Yo, el Bocha” es un relato en primera persona de Ricardo Bochini, el ídolo máximo de Independiente. Comenta sus humildes comienzos en la ciudad de Zárate (Provincia de Buenos Aires) y su llegada al equipo de Avellaneda, donde su extraordinario talento lo catapultó rápidamente a la Primera División, y también a la inolvidable selección juvenil argentina que integró, entre otros, con el Conejo Tarantini, Marcelo Trobbiani, Mario Alberto Kempes y su gran amigo, Daniel Bertoni.

Cada capítulo del libro está dedicado a un tema que es, a la vez, un conjunto de historias, vivencias y opiniones. El 10 va recordando en forma ordenada a sus Directores Técnicos, sus títulos, sus goles históricos, su participación en la Selección Argentina, el juego, su equipo ideal, el retiro y la idolatría, entendida como el enorme cariño y la ferviente admiración que la gente le rinde hasta hoy.

Día del futbolista

El 14 de mayo se celebra el día del futbolista argentino a raíz del gol que Ernesto Grillo le hizo a los ingleses en un partido amistoso del año 1953, disputado entre las selecciones de Argentina e Inglaterra  en el Estadio Monumental. La fecha es en homenaje a aquella anotación que, por entonces, había sido catalogada como “el gol imposible”.

Honran al educador Jaim Etcheverry

¿No queréis educar a los niños por caridad? ¡Hacedlo por miedo, por precaución, por egoísmo! Movéos, mañana será tarde”, sentenció Guillermo Jaim Etcheverry, tras recibir  en la Legislatura porteña la distinción de Ciudadano Ilustre de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Con esas palabras, el homenajeado parafraseó algo que dijo Domingo F. Sarmiento en 1849, pero a la vez planteó el dramático momento de crisis que vive la educación argentina. Jaim Etcheverry, a los 76 años de edad, fue declarado Ciudadano Ilustre por la mayoría absoluta de los diputados porteños, por iniciativa de la legisladora Paula Villalba (Vamos Juntos) en coautoría con varios colegas de la misma bancada. Esta noche, con un acto en el salón Eva Perón del palacio parlamentario, se le hizo entrega del diploma y la medalla que acreditan esa distinción.

Se trata de un prestigioso médico, científico, profesor, comunicador, investigador, académico y autor de textos de gran repercusión, como su libro “La tragedia educativa” (2002). Se recibió de médico con diploma de honor y pasó por todos los escalones de la Universidad de Buenos Aires, desde estudiante y auxiliar suplente a profesor titular, decano de Medicina y rector de la UBA. Fue también investigador y jefe en el Conicet y cursó postgrados de medicida en Suiza y Estados Unidos.

Crédito: Prensa Legislatura porteña.

La diputada Villalba dio la bienvenida al agasajado y a los presentes e hizo referencia a “la noble figura de ciudadano que él encarna, depositario de valores intelectuales y morales, comprometido con la educación”. El Legislador Omar Abboud (VJ) también destacó las calidades de Jaim Etcheverry como “persona relacionada con lo público y con la educación”.

Otros oradores fueron el secretario de Estado de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao, y el actual rector de la UBA, Alberto Barbieri. “Ciudadano es aquel que se ocupa de la res pública y este es un merecido reconocimiento a quien tiene un compromiso ético con la educación pública”, dijo el funcionario nacional. El rector universitario, por su parte, describió a “una persona de valía científica y profesional, pero sobre todo un hombre de bien, defensor de la educación, con compromiso moral y rol de comunicador de nuestra sociedad. Estamos orgullosos de él en la comunidad universitaria”, afirmó.

Entre los asistentes al acto había importantes personalidades de los ámbitos universitario, cultural, político y académico en general. Participaron los legisladores locales (además de los ya mencionados) Lía Rueda, Maximiliano Ferraro, Sol Méndez, Claudio Cingolani, Cecilia Ferrero y Ariel Álvarez Palma.

El flamante Ciudadano Ilustre aprovechó la oportunidad para enfatizar el reclamo de apoyo a las universidades y a la investigación científica y tecnológica. Anticipó que su pedido va a lograr la adhesión de todos, pero “solo declamativa”, porque la UBA -comparó- tiene un presupuesto de 500 millones de dólares anuales, mientras que la Universidad de México dispone de 2.100 millones y la de San Pablo, 1.400 millones de la misma moneda.

“La Argentina tiene en la UBA un gran tesoro que se mantiene vivo por un milagro: el de su gente”, expresó. Seguidamente, hizo hincapié en “continuar insistiendo en la importancia de la educación, porque de la calidad de las demás personas depende el destino de nosotros”. Y antes de parafrasear a Sarmiento como corolario de su discurso, Jaim Etcheverry sentenció que “la educación es un derecho humano fundamental”.

Homenaje a los héroes del ARA San Juan

La Legislatura de la Ciudad de Autónoma de Buenos Aires expresó su “reconocimiento y homenaje a los cuarenta y cuatro tripulantes del submarino ARA San Juan (S-42), en el “Día de la Armada Argentina” a conmemorarse el 17 de mayo”.

La Cámara Parlamentaria reconoció a Pedro Martín Fernández, Jorge Ignacio Bergallo, Fernando Vicente Villarreal, Fernando Ariel Mendoza, Diego Manuel Wagner, Eliana María Krawczyk, Víctor Andrés Maroli, Adrián Zunda Meoqui, Renzo David Martín Silva, Jorge Luis Mealla, Alejandro Damián Tagliapietra, Javier Alejandro Gallardo, Walter Germán Real, Hernán Ramón Rodríguez, Víctor Hugo Coronel, Cayetano Hipólito Vargas, Roberto Daniel Medina, Celso Oscar Vallejos, Hugo Arnaldo Herrera, Víctor Marcelo Enríquez, Ricardo Gabriel Alfaro Rodríguez, Daniel Adrián Fernández, Luis Marcelo Leiva, Jorge Ariel Monzón, Jorge Eduardo Valdez, Cristian David Ibáñez, Mario Armando Toconas, Franco Javier Espinoza, Jorge Isabelino Ortiz, Hugo Dante César Aramayo, Luis Esteban García, Sergio Antonio Cuellar, Fernando Gabriel Santilli, Alberto Ramiro Arjona, Enrique Damián Castillo, Luis Carlos Nolasco, David Alonso Melián, Germán Oscar Suárez, Daniel Alejandro Polo, Leandro Fabián Cisneros, Luis Alberto Niz, Federico Alejandro Alcaraz Coria, Aníbal Tolaba y Alberto Cipriano Sánchez.

La nave zarpó desde Ushuaia – Tierra del Fuego, el 8 de noviembre del año 2017 con destino a Mar del Plata – Provincia de Buenos Aires. Dos días después, perdió contacto con la base a la altura del golfo San Jorge, sin tener noticia de su paradero hasta el 17 de noviembre de 2018 cuando la misión de búsqueda que realizaba la empresa Ocean Infinity informó que estaba localizada a 907 metros de profundidad sobre el lecho marino y a unos 500 km de la ciudad de Comodoro Rivadavia – Chubut.

Los fundamentos de la declaratoria impulsada por Victoria Montenegro y Carlos Tomada (UC), mencionan que “en el marco del “Día de la Armada Argentina” consideramos que es necesario que esta Legislatura recuerde y homenajee a quienes en cumplimiento de su deber dieron su vida patrullando las aguas de nuestro Mar Argentino”. También aluden a que “el Estado argentino les debe una respuesta y una explicación a las familias de los tripulantes y un homenaje a esos hombres y mujer que valientemente y en cumplimiento de su deber perdieron sus vidas en circunstancias que es necesario precisar”.

 

¿QUE TE PARECIÓ LA NOTA?

  • ME ENCANTA 
  • ME GUSTA 
  • INDIFERENTE 
  • ME ABURRE 
  • ME INDIGNA