Buenos Aires
19 de Junio 2018

Browse By

La provincia busca bajar la reincidencia de los jóvenes

El 8.47 % de esos detenidos, tanto procesados como con condena firme, tienen de 18 a 21 años.El Ministerio de Justicia bonaerense inauguró un penal exclusivo y moderno para 1695 detenidos de entre 18 y 21 años. En la provincia de Buenos Aires hay más de 40 mil presos entre cárceles, alcaldías y comisarías.

 

“Queremos darle una segunda oportunidad, porque son muy jóvenes y porque estamos convencidos que este es el camino para bajar la tasa de delitos en la provincia de Buenos Aires”, expresó la gobernadora Vidal. 

 

En un sistema colapsado, superpoblado y con graves problemas de infraestructura, la reinserción parece quedar lejos. Por eso este martes, el ministerio que conduce Gustavo Ferrari y con la presencia de la gobernadora Vida lanzó un programa apuntado a la población carcelaria de menor edad, con una unidad modelo en Campana dedicada exclusivamente para 616 presidiarios jóvenes.

 

Fotos: Ministerio de Justicia bonaerense.

Fotos: Ministerio de Justicia bonaerense.

El objetivo es disminuir la reincidencia en esta franja, en la que ya se viene trabajando desde enero con 1.695 internos aunque en cuatro penales en los que conviven con presos mayores por cuestiones de infraestructura.

 

Según el anuncio, la “Unidad Modelo para Jóvenes” del Penal de Campana tendrá cuatro sectores que ocuparán exclusivamente presos varones de 18 a 21 años que estén cumpliendo una pena menor a cinco años (robos, hurtos, encubrimientos, delitos vinculados a la ley de estupefacientes, entre otros). No permitirán, adelantaron, reincidentes que ya hayan participado del programa.

 

Acompañada por el ministro de Justicia, Gustavo Ferrari; el intendente local, Sebastián Abella, y el subsecretario de Asuntos Municipales, Alex Campbell; la mandataria indicó que “hacía más de veinte años que en la Provincia no se construía una cárcel nueva”, y destacó que “si aquellos que cometieron un delito vuelven a cometerlo cuando salen, quiere decir que no estamos haciendo bien nuestro trabajo en el período en el que están detenidos, que no estamos haciendo lo suficiente para que elijan otro camino”.

 

Deberán realizar una solicitud voluntaria y firmar un compromiso con determinadas normas para permanecer en esta unidad carcelaria, explicaron en el Ministerio de Justicia de la Provincia.

 

La cárcel aún no está terminada aunque la obra está a un 95% y prometen finalizarla para fin de año. A diferencia de otros penales, esta tendrá cuatro módulos, cada uno con celdas, aulas, talleres de trabajo para capacitaciones de oficio y un polideportivo central para prácticas de fútbol, vóley básquet y rugby. Además, indicaron que habrá un centro ambulatorio para el tratamiento de adicciones y una unidad sanitaria para fortalecer la atención y el acompañamiento. 

 

En cuanto al nuevo penal que se abrirá en Campana, Vidal precisó: “Esta cárcel se va a terminar en diciembre y va a abrir en enero del año que viene. Será para jóvenes varones de entre 18 y 21 años que hayan cometido sus primeros delitos, con penas de hasta 5 años. Sobre ellos queremos enfocarnos, de las cuales solamente hay 2 en el mundo, una de ellas en Alemania y otra en Estados Unidos”.

 

“Queremos que esta sea una verdadera oportunidad y que puedan reinsertarse en la sociedad. En este penal va a ser obligatorio estudiar y aprender un oficio. También habrá un centro permanente de adicciones, para que la adicción no los lleve nuevamente a cometer un delito. Necesitamos cárceles diferentes, que le den otra dignidad al detenido, para darle la seguridad a los bonaerenses”.

 

Por último, Vidal destacó este nuevo programa que llevará adelante su Gobierno. “Queremos darle una segunda oportunidad, porque son muy jóvenes y porque estamos convencidos que este es el camino para bajar la tasa de delitos en la provincia de Buenos Aires. Queremos cumplir con la ley y darle una segunda oportunidad a quien realmente quiere vivir mejor”, concluyó.

 

 

Población carcelaria 

 

Entre los 3.402 presos en la provincia de Buenos Aires que tienen entre 18 y 21 años, según datos oficiales, el 58% fueron procesados o condenados por delitos contra la propiedad; el 11 % por cuestiones vinculadas a la ley de estupefacientes; y el 12 % por intentos de homicidio o asesinatos concretados. Estos últimos no podrán acceder al programa porque las penas superan los cinco años, una de las condiciones para acceder.

 

No permitirán tampoco que detenidos en comisarías accedan al programa ni puedan ser trasladados a esta unidad para jóvenes, sino que deberán haber pasado mínimo un año en algún penal bonaerense.

 

La intención del programa es bajar la tasa de reincidencia entre los más jóvenes, según el ministro, y facilitar la reinserción cuando recuperan la libertad. En la unidad modelo habrá capacitaciones en oficios certificadas para estimular la salida laboral, prometen en Justicia. Y, como sólo el 18 % de la población carcelaria tiene estudios secundarios, todos deberán finalizar la escolarización dentro de la unidad.

 

La sobrepoblación carcelaria es uno de los factores que impide asistir al segmento de jóvenes de manera adecuada. Además, no favorece la plena ocupación de los internos, lo que potencia la conflictividad, reconocen en el Ministerio de Justicia. Ya desde enero empezaron a apuntar a esta sector de la población en los penales de Olmos, Bahía Blanca, Azul, San Martín y Melchor Romero. 

 

¿QUE TE PARECIÓ LA NOTA?

  • ME ENCANTA 
  • ME GUSTA 
  • INDIFERENTE 
  • ME ABURRE 
  • ME INDIGNA 

DEJANOS TU COMENTARIO