Browse By

Jurimetría, la estadística al servicio del Derecho

Por Alejandro N. López – Director de Innovación y Contenidos de Thomson Reuters

 

Cuando los profesionales del derecho son consultados para decidir sobre la conveniencia de iniciar o continuar un litigio, algunas de las preguntas más frecuentes a las que se ven sometidos son: “¿qué chances tengo de ganar?”, “¿cuánto tiempo puede durar el juicio?”, “¿qué pasaría si la otra parte apela?”, entre otras.

 

Estas preocupaciones vienen de larga data y se pretende que el profesional del derecho pueda dar una probabilidad en base a su experiencia, al conocimiento de la materia y a la información que él mismo posea con respecto al fuero, juez, cámara, dónde va a tramitarse la misma, etc.

 

El derecho no es una ciencia exacta por lo que la decisión de una causa judicial puede variar en base a distintos factores, los hechos pueden ser diferentes, la composición del cuerpo colegiado puede cambiar, las normas aplicables pueden ser distintas; hay muchas variables en juego. En varios casos, o en la mayoría, el abogado no cuenta con información precisa sobre la posición del juez, sino que tiene aproximaciones sobre su forma de pensar y en base a ello, construye el argumentario para sostener una posición jurídica determinada.

 

El abogado de empresa necesita conocer esas tendencias por dos cuestiones centrales: una de ellas es similar a la de los abogados de estudios profesionales y la segunda es para el cálculo de las previsiones sobre juicios que deben incluirse en los balances.

Para ello, existe una técnica que combina el derecho con la estadística, que se llama Jurimetría y es la aplicación de métodos estadísticos sobre la jurisprudencia, es decir, el uso de la lógica matemática en la aplicación de las leyes.

 

Los métodos empíricos en un área que demanda mucha interpretación muchas veces no reciben buena acogida por parte de los abogados pero en la práctica sus ejemplos son contundentes debido a que es imposible conocer con precisión todos los casos que ha tramitado un determinado juez y mucho menos conocer el porcentaje concreto.

 

Se suele decir que la Jurisprudencia puede ser discutible pero la Jurimetría puede ser verificable. Con los actuales métodos tecnológicos y con inteligencia artificial, esta técnica permite predecir futuras sentencias en base al comportamiento de los jueces en los casos anteriores.

 

La Jurimetría es una herramienta que también permitirá una mayor certeza en las decisiones de los jueces. Manuel Guedes Nunes (presidente de la Associação Brasileira de Jurimetría y autor del libro “Jurimetría: Cómo la estadística puede reinventar el derecho” editado en Brasil por Thomson Reuters) explica en su libro, cómo algunos aspectos hasta menores pueden afectar en la decisión de los jueces y cómo estos temas pueden ser cuantificados.

 

Comenta el caso de una investigación realizada por la Universidad de Columbia en Nueva York y la Universidad Ben Gurion en Tel Aviv durante diez meses. Se analizaron 1.112 decisiones dictadas por ocho jueces en Israel sobre libertad condicional. Para la clasificación de las decisiones, el día de cada juez fue dividido en tres períodos con dos intervalos para la comida: un almuerzo y una merienda.

 

Los resultados indicaron que luego de los intervalos para la comida los jueces concedían aproximadamente el 65% de los pedidos, porcentaje que caía a cerca de cero a medida que el juez se quedaba sin comer, volviendo al 65% original inmediatamente después del segundo intervalo. Como los casos eran apreciados en el orden aleatorio de llegada de los abogados, sin una organización por complejidad o gravedad, la conclusión del estudio es que los demandados con pedidos apreciados, poco después de que el juez se había alimentado, tenían una ventaja sobre los demás. Si bien el caso es anecdótico, demuestra que se pueden determinar magnitudes sobre las conductas de quienes toman decisiones judiciales.

 

Una de las aplicaciones prácticas más importantes que se ha realizado utilizando Jurimetría, fue en el proceso de adopción de menores en Brasil. En 2015, la ABJ (Associação Brasileira de Jurimetria) realizó un estudio encargado por el Consejo Nacional de Justicia, el cual tenía por objetivo tener un instrumento para conocer con mayor profundidad los procesos relacionados con la adopción, para identificar obstáculos legales, administrativos y judiciales, con el fin de mejorar las políticas públicas y medidas concretas del Poder Judicial.

 

El proceso era extremadamente burocrático y demoraba muchísimo tiempo. Teniendo en cuenta que en la mayoría de los casos la preferencia era por adoptar niños recién nacidos o muy pequeños, el proceso judicial demoraba años y los niños crecían sin la posibilidad de ser recibidos por sus nuevas familias. Estos estudios concluyeron con una reforma al régimen eliminando los “cuellos de botella” del proceso, y una reforma en la legislación laboral sobre el régimen de licencias. Como consecuencia, a partir del 2017 los trámites se han agilizado sustancialmente y se resuelven en muy poco tiempo.

 

Servicios para los abogados

 

En el mundo son varios los servicios de información para los abogados que permiten tener indicadores necesarios para tomar decisiones judiciales en base a estas prácticas. Thomson Reuters está lanzando en varios países tales como Estados Unidos, España, Brasil y Argentina, una serie de indicadores que tratan no sólo las probabilidades de contar con una decisión a favor, sino sobre el tiempo promedio del proceso, los costos promedios, las posibilidades de recurrir en una instancia superior, la perfomance de los abogados de la contraparte, etc. 

 

Estos son: Tendencia de los jueces sobre distintos tópicos jurídicos, cuantificación de daños punitivos, cantidad de juicios por compañías, promedio por rubros, duración promedio de procesos, costos promedios, empresas más litigantes, actividades de mayor litigiosidad, doctrinas más citadas, entre otros. No sólo aplican métodos estadísticos de acuerdo a la Jurimetría pura sino también Machine Learning, que enriquece los resultados obtenidos. Este servicio se suma a su tradicional herramienta de Westlaw denominada Profiler (con el perfil e información sobre los jueces).

 

Wolters Kluwers ha lanzado recientemente “JURIMETRIA” en España y muestra la estadística del caso sobre los jueces y sobre los abogados de las sentencias de segunda instancia. Lexis Nexis adquirió unos años atrás “Lex Machina” para combinar su “know how” de contenidos con la inteligencia artificial que procesaba esta nueva empresa y así poder dar información estadística sobre jueces y sobre los abogados oponentes y los tiempos que demanda el proceso. Bloomberg está recorriendo un camino similar en los Estados Unidos de Norte América con su servicio de Litigation Analytics.

En Brasil existen varias startups que están ofreciendo un servicio en algunos estados o áreas del derecho. Estas empresas, al igual que las grandes, desarrollan las soluciones combinando 3 tipos de profesionales: los abogados, los estadísticos y los desarrolladores en sistemas.  Uno de las más conocidas es Finch, una empresa que nació con el expertise de un estudio de abogados llamado JBM Advogados y que aplicaban estas técnicas con notable éxito en la gestión de los casos propios y hoy lo ofrece como servicio para los profesionales brasileños.  A su vez, hay otras empresas que están ofreciendo similares servicios en el país vecino como Kurier, Juristec, Intelevix y Semantic.

 

Estadísticas necesarias para la evolución en la Justicia

 

En Argentina durante los días 6 y 7 de marzo de 2018, los jueces, convocados por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, elaboraron una serie de propuestas en las 9 comisiones en que estaban organizados con el fin de modernizar y agilizar la Justicia. Entre dichas propuestas se destacan:

 

– La Comisión Nro 2 (Fuero Civil y Comercial) expuso lo siguiente: “Toda propuesta de cambio en el ámbito del Poder Judicial y, en particular, en los fueros civil y comercial, requiere como condición previa un diagnóstico de la real eficiencia y eficacia de la gestión que se cuestiona y se quiere cambiar. Se observa que sería relevante contar, para lo antes dicho, con estadísticas que permitan hacer ese diagnóstico, obrar en consecuencia y auditar los resultados de la gestión.”

 

La generación de un Programa de estadísticas sobre: a) tasas de ingreso y resolución de causas en cada unidad operativa; b) los diferentes niveles de complejidad en los expedientes en trámite; c) el cuadro de resultado del seguimiento de todos los procesos en cada unidad operativa; d) el cumplimiento de los plazos procesales desde el origen del trámite de la causa e) la detección y examen de las razones de las demoras para procurar su solución.

 

– La Comisión Nro. 3 (Fuero Laboral y Previsional) expresó la preocupación por el volumen de causas que tramitan y lo que ello implica con respecto a la imposibilidad de poder impartir justicia. En total son 90.000 las causas que procesan al año y cada juez tiene un promedio de 4.000 en trámite y contar con esas herramientas tecnológicas permitiría detectar duplicidades, causas conexas, etc.  

 

– La Comisión Nro. 7 (Organización del Trabajo de Magistrados, funcionarios y empleados Judiciales) solicitó también la necesidad de contar con estadísticas confiables y transparentes, automatizadas y disponibles con incorporación de tecnología, que integren aspectos cuantitativos y cualitativos y permitan una visión dinámica del flujo de trabajo. Ello permitiría tener una visión acabada de la cantidad de expedientes en trámite en cada tribunal, densidad de la población de la jurisdicción, nivel de litigiosidad, cantidad de agentes judiciales en cada dependencia y, en consecuencia, detectar y dimensionar los reales problemas que repercuten en la tramitación de los juicios.

 

– La Comisión Nro 8 (Nuevas tecnologías), solicitó al Consejo de la Magistratura la Implementación urgente de un Programa de estadísticas que permita establecer datos fehacientes en materia de eficiencia de gestión judicial, particularmente en lo referente a: a) ingreso y resolución de causas en cada unidad operativa; b) causas en trámite; y c) el cumplimiento de los plazos procesales.

 

La tecnología está avanzando a pasos agigantados en el sector jurídico tanto público como privado y, si bien la Jurimetría no es una técnica nueva, los medios actuales permiten un procesamiento diferente para poder trabajar esa información y extraer de ella datos para que los abogados apliquen sus conocimientos sobre bases más concretas. Las ventajas que traerá aparejada está información son innumerables como herramienta para los abogados, para las empresas, para la administración de justicia y para conocer el impacto de la legislación en la práctica. 

 

Como señala Fábio Lopes Soares, “La Jurimetría es una metodología de estudio del derecho en general, dentro y fuera de los tribunales, capaz de aportar contribuciones relevantes en todas las áreas de especialidad del Derecho, tanto en la investigación académica como en el ejercicio privado de las profesiones jurídicas”.

¿QUE TE PARECIÓ LA NOTA?

  • ME ENCANTA 
  • ME GUSTA 
  • INDIFERENTE 
  • ME ABURRE 
  • ME INDIGNA