Browse By

Homenajes culturales de la Legislatura

El polifacético artista Gabo Ferro obtuvo su reconocimiento como Personalidad Destacada en el Ambito de la Cultura de la Ciudad de Buenos Aires. El agasajo se llevó a cabo en el salón Dorado y se realizó por iniciativa de la diputada Andrea Conde (UC). En tanto, fue declarado Ciudadano Ilustre el economista Adalberto Rodríguez Giavarini. 

“Como expusimos en los fundamentos de la resolución, Gabo Ferro es un acerbo cultural e histórico de la Ciudad de Buenos Aires. Es un artista que nos enseña a luchar todo el tiempo. Sus canciones y poemas nacen de la resistencia en la calle”, expuso Conde.

Luego, el homenajeado tomó la palabra e hizo una alegoría del arte callejero. “Muchas de las canciones de mi último disco las estrené en la calle”, aseveró Ferro. También sentenció que “el artista tienen un cuerpo y un nombre. Y ese cuerpo debe estar presente”.

Del acto, en el que se hizo un recorrido por varios de los puntos más destacados de la obra de Ferro, también participaron el ministro de Cultura de la Ciudad, Enrique Avogadro y el diputado mandato cumplido, Milcíades Peña.

Su obra

Gabo Ferro, nacido en 1965 en el barrio porteño de Mataderos, formó la histórica banda under, Porco (1992 a 1997) y marcó el salto a su carrera solista en el 2005, con “Canciones que un hombre no debería cantar”. Su álbum La primera noche del fantasma (2013) obtuvo el Premio Carlos Gardel en la categoría Mejor Canción Testimonial o de Autor; una de sus canciones “Volver a Volver” fue incluida con mucha dedicación en los programas de televisión Farsantes (2013) y La Leona (2016).

El veneno de los milagros (2014) -con canciones de su autoría grabadas junto con Luciana Jury- fue nominado como Álbum del Año (Gardel de Oro) y Mejor Álbum Canción Testimonial o de Autor para los Premios Carlos Gardel 2015. Una de las canciones de este disco fue incluida en la película ZONDA de Carlos Saura. Ese mismo año Gabo fue reconocido con el Premio Konex como una de las cinco mejores figuras de la década 2005-2015 en la disciplina Canción de Autor.

En 2014 La Marca Editora publicó Costurera carpintero, una antología de las letras de las canciones de todos sus discos. En 2015 editó su primer poemario Recetario panorámico elemental fantástico & neumático (Ciclo3) y se presentó en los Festivales Internacionales de Poesía de Córdoba y Rosario, Festival Latinoamericano de Poesía en el Centro (Buenos Aires), Encuentro de la Palabra y en el Festival Internacional de Literatura de Buenos Aires (FILBA).

Como historiador presentó tres trabajos – Barbarie y Civilización. Sangre, monstruos y vampiros durante el segundo gobierno de Rosas. Marea Editorial (2008); Degenerados, anormales y delincuentes. Gestos entre ciencia, política y representaciones en el caso argentino. (2010); 200 años de monstruos y maravillas argentinas (2015)- que visibilizan rasgos y sucesos de la historia Argentina, como así también miradas desde la Ciudad puerto hacia el Interior.

Como intérprete, Gabo participó junto a Haydée Schvartz en la puesta de Four Walls de John Cage para el Centro de Experimentación del Teatro Colón de Buenos Aires (temporadas 2009 y 2011), del Festival John Cage y el ciclo “Las músicas dentro de la música” con obras de Berio, Dowland y Gandini, entre otros.

En 2014, fue protagonista de la ópera Ese grito es todavía un grito de amor sobre textos de Roland Barthes. En 2015 estrenó junto a Emilio García Wehbi ARTAUD: lengua madre en BP.15 Bienal de Performance, sobre el universo y la obra de Antonin Artaud y Ediciones Documenta realizó una cuidada edición del texto de esta performance. También en ese año Gabo presentó Espacio contra el estallado en el Teatro Payró, un recorrido por su discografía con puesta en escena de Rubén Szuchmacher. En 2016 Gabo estrenó dos obras performáticas, Diabólico. La partitura y el mapa.

 

Ciudadano ilustre

Adalberto Rodríguez Giavarini fue declarado Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires durante un acto en el Salón Dorado de la Legislatura porteña. El diputado Omar Abboud (VJ), autor de la iniciativa, recordó que se pueden nombrar hasta 10 por año de los 3 millones de habitantes y generalmente se lo hace por las características académicas o artísticas, “pero pocas veces se lo ha dado a hombres de la función pública”, como si lo recibieron Raúl Alfonsín, Florentina Gómez Miranada o Alicia Moreau de Justo.

Rodríguez Giavarini se graduó en Economía por la Universidad de Buenos Aires (UBA) en 1971. Antes se formó en el Colegio Militar de la Nación, donde alcanzó el grado de Teniente, aunque pidió la baja en 1968. Su primer cargo como funcionario fue Economista Jefe de la Comisión Nacional de Energía Atómica. En 1975, trabajó en la Sindicatura General de la Nación, como Gerente de Control y Gestión. Con la vuelta a la democracia, el presidente electo en 1983, Raúl Alfonsín, lo convoca para ser Subsecretario del Tesoro en el Ministerio de Economía, entre otros cargos políticos.

diputado Francisco Quintana, Vicepresidente I, felicitó a Abboud “por este acto de Justicia”, ya que se le otorgó a Rodriguez Giavarini “la más alta distinción, la de ciudadano ilustre” valorizó los aportes del destacado “tanto desde el sector público como privado” y por “el desarrollo de nuestra política exterior”, ya que hoy también hace sus aportes desde la presidencia de la institución académica Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI)

El padre Guillermo Marcó valoró que Adalberto “supo priorizar su familia” por encima de la persona política y empresaria. Lo definió como una persona “preocupada por la realidad nacional, siendo un hombre de consulta”, tanto para expertos del país como el extranjero, aunque siempre “ha mantenido su bajo perfil”.

 La licenciada en Historia María Sáenz Quesada repasó su paso en la función pública donde siempre fue “el ejemplo silencioso y constante”, superando “un país donde se piensa en blanco y negro, el siempre buscaba los grises”, lo caracterizó como “un hombre de diálogo”. 

Rosario, hija del homenajeado afirmó que sus colaboradores en diversos ámbitos lo han descripto por su “honestidad, generosidad y vocación de servicio” y que a pesar de tener “cuatro hijas mujeres” y recibir bromas,  “el siempre se sentía orgulloso”.

Luego de recibir la distinción Adalberto Rodríguez Giavarini afirmó haber tenido “la dicha de nacer, vivir y seguramente morir en Argentina”. Recordó que en “nuestra patria, a lo largo de nuestra convulsionada historia, muchos sufrieron el exilio”.

Definió a la Ciudad como “un faro de cultura vívida, de amistad, de café” y como la que mejor representa el preámbulo de la Constitución Nacional al “proveer a la defensa común, promover el bienestar general, y asegurar los beneficios de la libertad, para nosotros, para nuestra posteridad, y para todos los hombres del mundo que qu

 

¿QUE TE PARECIÓ LA NOTA?

  • ME ENCANTA 
  • ME GUSTA 
  • INDIFERENTE 
  • ME ABURRE 
  • ME INDIGNA