Browse By

Gente en situación de calle: historias en primera persona

El día a día por las calle de este cronista vislumbra desazón y angustia cuando se ve a una familia completa compuesta por madre padre y su hijo de 2 años durmiendo en un colchón sobre la calle de una de las zonas más acaudaladas de la C.A.B.A.. Por suerte River Plate y Red Solidaria, entre otros, iniciaron una movida solidaria para salir en rescate de las víctimas del frío y la desazón de vivir en la calle. 

En Peña y Azcuénaga, frente al local Flox, una familia pasó la noche a la intemperie sin la correcta respuesta de “un Estado” que aduce motivos insólitos: “No quieren dejar el lugar”, “Les gusta vivir ahí”, “En los paradores les roban”, “No les dejan dejar las cosas en el parador”, etc. Son sólo excusas. Un Estado, no puede dejar morir de frío a una persona. Sea el color político que fuera.

En los últimos años se cuadruplicó la cantidad de gente que vive en las calles del Conurbano bonaerense y la Capital Federal, una cifra que hoy asciende a poco más de 8 mil personas, de acuerdo a la Encuesta de Vulnerabilidad Social que elabora la ONG Defendamos Buenos Aires. Peor si en estas fecha el pronóstico anticipa que seguirán las bajas temperaturas. Desde hoy y hasta pasado mañana, las mínimas variarán entre los 2°C y los 3°C, y las máximas, entre 8°C y 9°C.

El relevamiento, llevado a cabo durante el primer semestre de este año por los 1.900 colaboradores que posee la entidad en diferentes distritos del ONG Defendamos Buenos Aires, dio como resultado que hoy hay 1.600 personas sin un hogar y merced del frío en la Ciudad de Buenos Aires, mientras que en la Provincia hay 6.421, lo que da un total de 8.021.

Javier Miglino, director de la ONG, se refirió a lo que ocurre con los que viven a la intemperie cuando llega el invierno y puntualizó: “Los hospitales Pirovano, Fernández y Penna en Capital Federal, así como el San Juan de Dios, Gandulfo y Cetrángolo en Provincia de Buenos Aires, tienen activado el protocolo por personas afectadas por la baja de temperatura. Y son los que reciben más pacientes, sobre todo durante las guardias”, explicó Miglino a Diario Popular.

Historias

La entidad sin fines de lucro lleva adelante el estudio desde 2004 y vio multiplicarse esta problemática, reveló la historia de Segundo, un peruano que llegó al país en 2008.

“Con la changa de albañilería no me alcanza para pagar una habitación o un departamento y prefiero dormir acá y juntarme el dinero para el pasaje para volver a Perú”, confesó el peruano que decide dormir en la calle porque no tiene plata para alquilar una pieza con el trabajo informal en la construcción.

“Pasados los primeros años buenos, se dio cuenta de la penuria de la vida. Trabajando en Buenos Aires apenas come, en cambio en Perú con un costo de vida del 50 por ciento, le alcanzaría para vivir en su propia casa”, contó Miglino.

A su vez, graficó lo ocurrido con una mujer de ese país en tierras porteñas: “Mariana vino de Perú hace 10 años y desde 2016 duerme en la esquina de Cabildo y Juramento, en el barrio de Belgrano. Aprovecha la salida de calefacción del cajero automático de un banco y de ese modo puede sortear las gélidas noches porteñas sin congelarse”, expresó.

Con más de 15 años al frente de la entidad que se ocupa de personas en situación de calle como no lo hace el Estado y si varias ONG. “Roberto vino del Chaco en 2010 y desde 2017 es uno de los 22 hombres que duermen frente a la Iglesia Nuestra Señora de Pompeya, con frente a la Avenida Sáenz al 1.000 en el barrio de Pompeya”, dijo Miglino y agregó sobre la dura situación actual en un contexto de alta inflación y pérdida de empleo: “Mucha gente nos habla de que en los últimos tres o cuatro años perdió el trabajo, con el trabajo perdió la vivienda que alquilaba y terminó durmiendo al raso”.

Uno de los primeros que advirtió sobre el caso de Zacaría fue Juan Carr, el fundador de Red Solidaria. “Estamos muy impactados porque la muerte siempre es trágica, pero por frío es peor. Ya habíamos detectado tres casos por hipotermia en Jujuy, San Nicolás y Venado Tuerto. Este es el primero en la Capital”, contó en sus redes.

La muerte de Zacarías generó una ola solidaria de River Plate, clubes y universidades.

¿Qué dice el gobierno de Larreta?

Según el censo de personas que pernoctan a la intemperie realizado a fines de abril pasado por la Dirección General de Estadística y Censos de la ciudad, el universo alcanza los 1146 individuos, según el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat porteño. El año pasado se contabilizaron 1091 y en 2017, 1066. El número aumentó pero esa respuesta estatal no alcanza.

Censaron a 1146 personas en esa situación lo cual mostró desde 2015 un incremento acumulado desde 2016 que ya es del 35 % como el reciente caso de un hombre que vivía en la vía pública y murió de frío. Es el de Sergio Zacarías, de 52 años que vivía sin techo en una vereda del barrio de Monserrat.

Los datos oficiales confirmaron la percepción de muchos porteños: la población que duerme en la vía pública aumentó un 5% este año respecto de 2018, cuando la cifra ya fue más alta que el año anterior. En rigor, es el tercer año con incremento consecutivo, ya que en 2016 habían sumado 850 personas censadas durmiendo en las calle porteñas, apenas por debajo de los 860 de 2015.

“La Ciudad tiene 2300 plazas en paradores para pasar la noche, pero muchas personas se niegan a ingresar, por distintos motivos. Además hay otros recursos disponibles para ayudar a salir de la calle, como subsidios habitacionales, lugares en hoteles o establecimientos de salud para los casos de patologías mentales”, explicaron las fuentes oficiales reveladas por el diario La Nación.

Para asistir a la porción que pese a todo todavía duerme en la vía pública y sigue en aumento, entre junio y agosto cuando la temperatura baja de 5°C se despliega el Operativo Frío, que incluye la instalación de cocinas de campaña para repartir más raciones de comida y bebida calientes así como la entrega de mayor cantidad de frazadas. Trabajan 40 equipos móviles. También funciona la línea 108 para solicitar ayuda, según informó el gobierno porteño.

Hombres desolados

La mayoría de los casos registrados (74,6%) son hombres solos y se instalan principalmente (21,2%) en la comuna 1 (Retiro, San Nicolás, Monserrat, Constitución, San Telmo y Puerto Madero), la más céntrica y con concentración de actividad comercial. “Son personas sin bártulos, por lo que probablemente tienen casa en la provincia, pero no vuelven a dormir durante la semana”, indicaron desde el ministerio de Espacio Público porteño.

 

 

¿QUE TE PARECIÓ LA NOTA?

  • ME ENCANTA 
  • ME GUSTA 
  • INDIFERENTE 
  • ME ABURRE 
  • ME INDIGNA