Buenos Aires
17 de Agosto 2017

Browse By

Estuvo preso 17 años por un crimen que cometió una persona idéntica a él

Un hombre inocente fue liberado en Kansas, Estados Unidos tras pasar 17 años encarcelado por error porque se llamaba igual y era físicamente idéntico al verdadero culpable. 

 

Desde que en 1999 lo acusaron de robo en Roeland Park, en Kansas City, Jones siempre mantuvo su inocencia. No hubo pruebas de ADN, huellas dactilares ni ninguna otra evidencia física, solo testigos visuales, que aseguraron que era él con toda seguridad en la rueda de reconocimiento. 

 

 

Luego de que se encontrara a su doble, un hombre con idénticas características, el juez  de distrito Kevin Moriarty, ordenó la liberación de Jones, aunque no llegó a acusar al otro individuo, que también negó haber cometido el robo.

 

La justicia paró a los hombres ante testigos, que dijeron que no podían diferenciarlos. Según el magistrado, el jurado no habría condenado a Jones si hubiera contado con la nueva evidencia.

 

Jones dijo que haber encontrado una foto del otro hombre fue como “haber hallado una aguja en un pajar”. “No creo en la suerte, creo que fui bendecido”, dijo Jones al diario local Kansas City Star. Hasta el momento no se han presentado cargos contra su doble, al que se conoce sólo como Ricky y quien niega haber cometido delito alguno.

 

“Nos quedamos atónitos al ver lo mucho que se parecían”, dijo Alice Craig, la abogada de Jones. “Todas mis peticiones fueron denegadas, ha sido un duro camino”, dijo el hombre.

 

En 2015 les informó a los investigadores del Proyecto de Inocencia del Medio Oeste -un grupo que ayuda a presos injustamente condenados- sobre un hombre llamado Ricky de quien había oído hablar. Sus compañeros de cárcel habían dicho a Jones que era idéntico a Ricky. “Cuando vi la foto de mi doble todo cobró sentido para mí”, aseguró.

¿QUE TE PARECIÓ LA NOTA?

  • ME ENCANTA 
  • ME GUSTA 
  • INDIFERENTE 
  • ME ABURRE 
  • ME INDIGNA 

DEJANOS TU COMENTARIO