Browse By

Dos amparos de salud agitaron la feria judicial

Dos pacientes enfermos impulsaron medidas cautelares para la provisión de sus  medicamentos necesarios para subsistir. Uno en la justicia porteña y otro en la provincia de Buenos Aires.

El juzgado de feria n.° 3 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires, Martín Converset, habilitó la feria judicial para tratar la medida cautelar solicitada por M. I. d. V. A., en representación de su hijo G. E. M., y ordenó al Ejecutivo local que en el plazo de dos días, provea la dosis necesaria de la medicación Vemurafenib, bajo estricto control de su médica personal.  Se dio  en el marco de la causa “A., M. I. d. V. contra GCBA sobre Amparo – Salud – Medicamentos y tratamientos”.

Con el patrocinio del Ministerio Público de la Defensa, la madre inició en representación de su hijo, una acción de amparo contra el ministerio de Salud del GCBA con el fin de obtener “en forma regular y constante el otorgamiento del medicamento (Vemurafenib, 240 mg por 3 cajas) prescripto por la médico tratante del hospital de pediatría Garrahan”.

En la presentación sus abogados manifestaron en plena feria judicial ante la justicia porteña que “G.E. nació en 2005 y que en 2018 se le diagnosticó ganglioma de tronco encefálico, con biopsia y resección parcial: por lo que se ve obligado a llevar un tratamiento medicamentoso, el cual no puede materializarse debido a que el GCBA no le brinda el fármaco recetado (Vemurafenib)”.

La denuncia la presentaron en C.A.B.A. pero ellos son de Santiago del Estero y  desde octubre de 2018 la familia está instalada en la Ciudad de Buenos Aires en una habitación que solventa en su totalidad el gobierno de la provincia de la cual son originarios.

La familia siente una desprotección total ya que “el Estado nacional y el gobierno de la provincia de Santiago del Estero le han informado que no cuentan con la droga en cuestión y que, pese a los reclamos efectuados ante la Administración local, la misma tampoco ha dado una solución a la problemática”. “Sin el medicamento se acorta la probabilidad de supervivencia y calidad de vida de su hijo, dada la grave enfermedad que se le diagnosticó”, dijo la madre del joven.

De acuerdo a la historia clínica, se le realizaron a G. E. una serie de tratamientos de quimioterapia, habiéndose efectivizado el último en octubre de 2019. La médica, aclaró que “el empleo de una medicación off-label halla su sustento legal en la Ley 17132, ejercicio de la Medicina (…) cuando autoriza (…) a prescribir medicamentos para indicaciones diferentes a las oficialmente aprobadas, siempre que sea para casos en que esté en juego la vida del paciente y se haya demostrado la inutilidad de los tratamientos habituales para la patología de la que se trate”.

Al respecto, explicó que “existe bibliografía científica sólida y fundamentada que respalda el uso de la droga Vemurafenif para el tratamiento de la patología que sufre M. G. E., refractario a los tratamientos ordinarios, y marco legal, bioético y jurisprudencial que recepta la posibilidad de acudir a tal alternativa terapéutica”.

Para resolver la cautelar, el magistrado recordó que “la vida de las personas y su protección -en particular, el derecho a la salud- constituyen un bien fundamental que, a su vez, resulta imprescindible para el ejercicio de la autonomía personal (art. 19, CN)”. “El derecho a la vida es un valor implícito”, agregó el juez porteño.

Converset pidió que no se demoren los plazos para la entrega del medicamento al niño ya que “se impone una solución precautoria que aleje el peligro de que el niño se vea impedido de recibir la prestación solicitada” y alertó “la necesidad de garantizar el derecho a la salud del niño, dado que al día de la fecha la indicación del tratamiento medicamentoso con Vemurafenib tiene más de veinte (20) días (30 de diciembre de 2019)”.

Otro caso en Tigre

Una familia de Tigre espera que la obra social IOMA autorice la continuidad del tratamiento de Dante Aguirre, un adolescente de 15 años, que padece Linfoma de Hodgkin, variedad escleronodular, refractario y progresivo al tratamiento; el año pasado recibió un autotransplante y ahora aguarda que le den los medicamentos para seguir avanzando en la mejoría de su salud. IOMA le negó su derecho a luchar contra la enfermedad y su familia debió recurrir a la justicia.

Según consignó Data Judicial, el pasado 19 de diciembre de 2019 (con un mes y medio de antelación) su mamá presentó en la Delegación de IOMA Tigre la receta para la provisión de la medicación indicada para su próximo ciclo de quimioterapia, previsto para el día 27 de enero del corriente año.

Recién el 7 de enero ingresaron la receta al sistema, con una demora evidente para avanzar con el trámite a la ciudad de La Plata. “IOMA se considera con la potestad de decidir sobre la vida y la muerte de sus afiliados cautivos, negando o demorando el suministro de medicación oncológica. El tiempo apremia, el cáncer no espera y el peregrinar para lograr la provisión de la medicación resta fuerzas y energías en un momento tan delicado”; explicaron desde el grupo “Madres del Amparo”.

“Dante están con quimioterapia hace dos años, la medicación no llega a tiempo, juntamos fondos, tenemos un dictamen favorable de la Justicia de San Isidro, pero aún así no nos responden”, dijo Mariana, madre de Dante Aguirre.

Un grupo de madres lleva adelante una lucha encomiable digna de resaltar, se organizaron en grupos de Facebook y otras plataformas de comunicación y se ayudan entre sí. Esa es su tarea, orientar a pacientes y familiares ante la burocracia de las que son “presas” por parte de la obra social IOMA. No se quedaron en la queja, desde hace más de un año y medio todas las denuncias que colectan, guían a las familias, articulan en algunas acciones con la Defensoría del Pueblo y dan celeridad en los trámites.

“Nosotros recepcionamos denuncias y reclamos a nuestra dirección de correo electrónico amparocolectivo2018@gmail.com”, dijo Natalia Urraco. Los afectados deben comunicarse a ese correo detallando: nombre apellido y DNI, nro. de afiliado, nros. de trámites rechazados o pendientes de autorización, un breve relato sobre el diagnóstico y la necesidad de la prestación, delegación del IOMA responsable del trámite y un teléfono de contacto (completo, con prefijo) para que puedan comunicarse desde la Defensoría del Pueblo bonaeresne. “Envíamos todas las denuncias recibidas a la Presidencia del IOMA y le damos intervención al Defensor del Pueblo adjunto de la Provincia, intentamos hacer un seguimiento y acompañarnos”, puntualizó. Aunque 

Fallo de la justicia CABA. (Crédito Ijudicial) 

AMIDV-contra-GCBA-sobre-Amparo-salúd-medicamentos-y-tratamientos

¿QUE TE PARECIÓ LA NOTA?

  • ME ENCANTA 
  • ME GUSTA 
  • INDIFERENTE 
  • ME ABURRE 
  • ME INDIGNA