Browse By

Derrumbe en el juzgado Civil 89: no hubo heridos

Los jueces y el gremio de los empleados judiciales mostraron su “preocupación” tras el derrumbe en el juzgado y elevaron una nota a la Dirección de Infraestructura Judicial para exigir mejoras en las condiciones edilicias. 

El incidente ocurrió ayer cuando un desprendimiento de mamposteria en el cielo raso de un despacho del Juzgado Civil número 89, que está ubicado en el 6 piso del Palacio de Justicia en Tribunales, Ciudad Autónoma de Buenos Aires. (Ver Fotos)

Según informaron a este medio desde la UEJN, hay preocupación por las deterioradas condiciones de infraestructura de los juzgados del fuero Civil. En este caso, no hubo que lamentar heridos ni muertos pero desde el gremio y de la  Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional expresaron su “preocupación por las deficientes condiciones de trabajo diarias”. 

Crédito: UEJN Fuero Civil.

La Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional reiteró “una vez más, la preocupación existente con relación a las deficientes condiciones de trabajo, en las que se desarrollan a diario las tareas encomendadas al personal, los Funcionarios y los Magistrados, de todo el país”, según reproduce el comunicado Tiempo Judicial.

Los delegados de la Comisión Interna se hicieron presentes  en el juzgado para dialogar con los empleados así como se reunieron con la jueza Ragoni. La magistrada informó que cursó un “pedido de feria a la Cámara Civil, y que se elevó dicho pedido a la Corte Suprema de Justicia de la Nación”. Y avisaron que las “malas condiciones edilicias” generan “la existencia de insectos y roedores, con las variadas consecuencias que de ello se deriva”.

 

En la capital de la provincia de Entre Rios, Paraná, también ocurrió ayer un “incidente” en un juzgado por las “deficientes condiciones de mantenimiento sea en aspectos de infraestructura como así también de conservación  de la limpieza”. 

La voz del gremio 

Los integrantes de la comisión interna de la UEJN en el fuero, Fernando Cordero y José Luis Cataldo, expresaron que “venimos denunciando insistentemente esta situación, en varias oportunidades hemos procedido al cierre de edificios y también al cierre de juzgados por no existir condiciones de trabajo –edilicias- para los empleados”.

“Desde la UEJN venimos denunciando incansablemente estas circunstancias, sin embargo la falta de presupuesto y los momentos políticos que vive el poder judicial, impiden darle solución a esta problemática”, expresó José Luis Cataldo, secretario general del fuero Civil.

Un dilema que no es nuevo

La problemática edilicia en el Fuero Civil data de hace unos 20 años aproximadamente. En la actualidad son 6 edificios que nuclean a los 110 juzgados civiles, a las 12 salas y diferentes dependencias y secretarías que integran el fuero.

La situación vivida esta semana no es nueva en el Palacio de Justicia. Lo mismo ocurrió en el Juzgado Civil N° 14 (piso 6° del Palacio), en el cual también hubo un “desprendimiento de cielorraso por sobre los escritorios en los que se prestan tareas en forma habitual”, según informaron las fuentes del gremio consultadas por Tiempo Judicial.

En tanto, también hay problemas en el edificio de Talcahuano 490 que “no tiene habilitación en seguridad e higiene y cuya inspección por parte de las empresas de ART, siempre dieron un resultado adverso para la seguridad de los trabajadores”.

“El caso del edificio de Uruguay 714 tuvo que cerrar por existir peligro de derrumbe, no dejando ingresar a ningún trabajador. Misma situación se vivió en Lavalle 1220, donde se encuentran varios juzgados de familia, junto con las 12 salas que integran la Cámara Civil, lo hemos cerrado por falta de suministro de agua y electricidad”, explicaron Cordero y Cataldo, de la UEJN del fuero Civil en una situación poco conocida y catastrófica.

Reclamo de los jueces 

La Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional expresó su “preocupación por las deficientes condiciones de trabajo diarias”. Informó que más allá del incidente en el juzgado en Capital Federal también ocurrió lo propio en la ciudad de Paraná.

En esa línea, la entidad conducida por la jueza civil, Lila Díaz Cordero, a través de un comunicado al que accedió Tiempo Judicial manifestó que “es menester atender los reclamos efectuados por los Tribunales de todos los fueros a la falta de espacio e insumos indispensables para cumplir con sus tareas”.

En tanto, la AMFJN procuró que “se deben evitar situaciones de riesgo para sus empleados y funcionarios” asegurando las condiciones adecuadas de trabajo para una “efectiva prestación del servicio de justicia”. 

Por último, la Asociación ofreció su colaboración a las autoridades para “obtener una rápida y eficiente solución” de los conflictos. 

 

¿QUE TE PARECIÓ LA NOTA?

  • ME ENCANTA 
  • ME GUSTA 
  • INDIFERENTE 
  • ME ABURRE 
  • ME INDIGNA