Browse By

Caso Fabbro: la Justicia escuchó a la víctima y sentó precedente en condenas de abuso

El Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional N°12 condenó hoy a catorce años de prisión al ex futbolista Jonathan Fabbro por haber abusado, por lo menos en cinco oportunidades, de su ahijada. Según el abogado de la víctima, Gastón Marano, la declaración de la niña en cámara Gesell pudo determinar y confirmar que fue abusada por su padrino y tío. Además tramite otra causa similar en Paraguay.

El Tribunal lo consideró responsable de los delitos de “abuso sexual gravemente ultrajante cometido al menos en cinco oportunidades, uno de ellos agravado por haber estado a cargo de la guarda de la damnificada en concurso ideal con promoción de la corrupción agravada por la edad de la damnificada”. En el debate intervino el fiscal Gustavo Gerlero, a cargo de la Fiscalía General N°12 ante los Tribunales Orales Criminales y Correccionales, quién había solicitado doce años de prisión.

En diálogo con AM1300 el letrado Gastón Marano explicó que la familia está “conforme con la pena a Fabbro, esta fue una causa que sienta un precedente” donde detalló que “se realizó una cámara gesell con la menor (ahijada de fabbro) y lo relatado fue visto como verosímil por los profesionales”. “Se realizaron también peritajes psicológicas y psiquiátricas, donde se vio la Sintomatología compatible con la victimización sexual”, agregó el abogado de Jesica, madre de la niña abusada. 

En esa línea, Marano consideró que los jueces del tribunal confirmaron el abuso a la víctima por parte de Fabbro por diversas pruebas como “los mensajes de whatssap que no fueron ni adulterados ni falsificados como la defensa de Fabbro  quiso correr ese rumor”.  “Se comprobó en los peritajes y se confirmó el comportamiento impropio de Fabbro con la menor”, explicó el abogado de la niña que sufrió “penetración oral” por parte de su tio durante “cinco veces en cinco años”, según confirmó el fallo del TOC12. 

Los jueces Luis Oscar Márquez, Claudia Moscato y Darío Medina consideraron a Fabbro responsable de los delitos de “abuso sexual gravemente ultrajante cometido al menos en cinco oportunidades, uno de ellos agravado por haber estado a cargo de la guarda de la damnificada en concurso ideal con promoción de la corrupción agravada por la edad de la damnificada”.

Jurisprudencia en causas de abuso

“Esta sentencia es un precedente importantísimo. El accionar de la justicia fue correcto y como se debe”, expresó Marano ya que el Código Penal de la Nación establece como pena máximo en este tipo de casos los 20 años de prisión.

En su alegato, el fiscal Gerlero había solicitado que se lo condene por “abuso sexual gravemente ultrajante en por lo menos dos casos y abuso sexual con acceso carnal”. La querella, por su parte, había solicitado 24 años de prisión. Los fundamentos del Tribunal se conocerán el próximo 5 de septiembre.

Durante el debate, que se realizó a puertas cerradas, declararon varios especialistas y se tuvo en cuenta la declaración de la niña (actualmente de 13 años), quién detalló cómo fueron los abusos a los que la sometió su padrino.

En tanto, resaltó que la víctima fue escuchada por la Justicia: “Por un lado, está la satisfacción de ver que el reclamo fue escuchado en el contexto de una situación triste que marco a la nena para toda la vida. Por otro lado, la familia está satisfecha en cuanto al accionar y la respuesta de la justicia, pero concentrados en cuanto al tratamiento y la recuperación de la nena en el Hospital Elizande”.

Jesica y Agustín, madre y hermano de la menor, se abrazaron y lloraron por el fallo favorable hacia la niña.

Otro caso de abuso en Paraguay

En tanto, Fabbro tiene otra causa por un grado de tentativa de abuso en Paraguay, también con una menor de edad entre 5 y 7 años que también está en el proceso de declaración de la menor en cámara Gesell. 

Fabbro fue extraditado en mayo de 2018 desde México y procesado un mes después. En agosto de ese año, la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional le rechazó la excarcelación. En diciembre, con la causa ya elevada a juicio, fue el Tribunal el que le rechazó su pedido de libertad, en línea con lo dictaminado por el fiscal Gerlero. Ya fue trasladado al penal de Marcos Paz en la unidad de agresores sexuales donde cumplirá la condena que vence 19 de diciembre de 2031, según lo dictaminado por la Justicia.

“Una víctima de abuso tiene un terror que la acompaña a todas partes y ese terror es que no le crean, pero cuando la Justicia responde la victima termina de perder ese miedo y transcurrir el camino de la sanación”, cerró Marano. 

¿QUE TE PARECIÓ LA NOTA?

  • ME ENCANTA 
  • ME GUSTA 
  • INDIFERENTE 
  • ME ABURRE 
  • ME INDIGNA