Browse By

Brexit: empresas mudan litigios a la UE

El impacto del “Brexit” de Gran Bretaña tiene eco en el mundo jurídico europeo y en las empresas que litigan en estos horizontes. Según un informe de la multinacional Thomson Reuters, el 35 por ciento de las empresas abandonan las cortes inglesas debido a la incertidumbre. 

 

La decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea (UE) puede provocar que una minoría sustancial de empresas cambien sus disputas contractuales a los tribunales de la UE en lugar de los tribunales de Reino Unido, según una investigación del negocio Legal de Thomson Reuters.

 

El 35% de las empresas encuestadas por Thomson Reuters dijeron que ya cambiaron los contratos para que las disputas se escuchen en los tribunales de la UE en lugar de en el Reino Unido.

 

La investigación revela que, aunque Londres históricamente ha sido un centro global para la resolución de disputas, Brexit podría debilitar esta posición. La incertidumbre sobre si el Reino Unido continuará con un régimen de reconocimiento mutuo de sentencias judiciales entre el Reino Unido y los Estados miembros de la UE ha causado preocupación entre algunas empresas.

 

La investigación encontró que del 35% de las empresas encuestadas que cambiaron las cláusulas de resolución de disputas en sus contratos, más de la mitad (51%) eligieron disputas en tribunales de la UE, como las de Francia o Alemania, y no en el Reino Unido.

 

 

Las empresas monitorean las negociaciones Brexit para mayor claridad sobre el futuro régimen legal. Aunque el 65% de las empresas encuestadas aún no ha realizado ningún cambio en los contratos, el 39% dice que tienen la intención de revisar los contratos si no hay un progreso significativo en las negociaciones antes de marzo de 2019 sobre el régimen futuro que se aplicará después de Brexit para el reconocimiento mutuo de sentencias judiciales.

 

De este grupo, más de un tercio está considerando seleccionar diferentes jurisdicciones o cláusulas de elección de ley en sus contratos y el 20% indicó que están considerando el arbitraje en su lugar. El arbitraje es una forma alternativa de resolución de disputas que resuelve disputas fuera de los tribunales, cuyas sentencias son exigibles bajo la Convención de Nueva York, que no se ve afectada por Brexit.

 

El número de empresas que llevan a cabo una revisión del contrato puede aumentar aún más en el período previo a marzo de 2019 si no se avanza en las negociaciones. Muchas empresas pueden estar adoptando un enfoque de “esperar y ver” por ahora antes de decidir si revisar los contratos más cerca del momento.

 

 

El 3 de julio de 2018, ISDA (International Securities and Derivatives Association) anunció que había introducido las versiones de ley irlandesa y francesa del ISDA Master Agreement para ofrecer a sus miembros de EU y del Espacio Económico Europeo (EEA, por su sigla en inglés) soluciones de derecho común y de derecho civil para abordar este riesgo asociado con su versión de ley inglesa.

 

Expertos del negocio Legal de Thomson Reuters agregan que es probable que haya más apetito entre las empresas por cambiar el enfoque de los contratos futuros que revisar los acuerdos existentes dada la carga administrativa que esto representaría en los equipos legales internos.

 

 

Jim Leason, vicepresidente de desarrollo de mercado y estrategia en el negocio legal de Reino Unido e Irlanda de Thomson Reuters, dice: “La incertidumbre sobre Brexit está causando preocupación ya que las empresas quieren claridad sobre sus acuerdos comerciales para el futuro. El sistema legal inglés y las profesiones que lo respaldan son grandes contribuidores de la economía del Reino Unido. Seleccionar la ley inglesa y los tribunales ingleses ha sido durante mucho tiempo la preferencia por los acuerdos comerciales internacionales”.

 

“El hecho de que un tercio de las empresas esté revisando las cláusulas de resolución de disputas lejos de los tribunales ingleses debería ser una preocupación para la profesión legal del Reino Unido. Es esta selección inicial en un contrato que impulsa a toda una industria de asesoramiento legal que respalda el trabajo transaccional, la gestión continua de contratos y la resolución de disputas. Si nada concreto viene de las negociaciones Brexit pronto o si hay un escenario Brexit sin solución, entonces más y más empresas considerarán tomar las disputas legales en otro lado”.

 

“Londres tiene una reputación de larga data como centro legal global. Sin embargo, un mal resultado del Brexit podría hacer que el trabajo y el talento se alejen del sector de servicios legales del Reino Unido”.

 

Todos los encuestados en la investigación indicaron que su negocio incluye contratos con un aspecto internacional y el 40% dijo que más de la mitad de sus negocios son actualmente internacionales.

¿QUE TE PARECIÓ LA NOTA?

  • ME ENCANTA 
  • ME GUSTA 
  • INDIFERENTE 
  • ME ABURRE 
  • ME INDIGNA