Browse By

Aumentaron las denuncias por violencia familiar

En un año, se registraron 55.478 presentaciones en el Poder Judicial de Córdoba. Diez mil más que el relevamiento anterior.

En el 64,65% de los 38.787 formularios relevados, las víctimas requirieron atención inmediata o prioritaria de los operadores judiciales. El relevamiento también permitió establecer que el mayor porcentaje de víctimas (40,3 %) se ubica en la franja etaria que va entre los 26 y los 40 años. Otro dato a destacar es que el 35,86 % de las personas que denunciaron ya habían hecho presentaciones anteriores y no fueron escuchadas.

Según el informe de la Oficina de Coordinación de Violencia Familiar (OVF) del Tribunal Superior de Justicia de Córdoba (TSJ) que se realiza hace cuatro años, entre el 1° de septiembre de 2018 y el 31 de agosto de 2019 se formularon en la provincia 55.478 denuncias de violencia familiar.

En el relevamiento anterior, realizado entre 1° de septiembre de 2016 y el 31 de agosto de 2017, se habían registrado 45.385 denuncias; lo que implica un incremento de 10.093 denuncias. Dato a tener en cuenta es que aumentó el número de denuncias lo que marca que la visibilidad de la problemática insta y ayuda a que las mujeres víctimas de violencias alcen la voz y acudan a la Justicia, cuando la estadística marcan que nunca habían concurrido a un organismo estatal.

De este total de denuncias unas 28.047, la mitad, fueron presentadas en la ciudad de Córdoba (50,56 %) y 27.431, en el interior provincial (49,44 %).

Violencia doméstica

El estudio que Tiempo Judicial recabó del Poder judicial de Córdoba revela que el 24,61 % de las personas que formularon denuncias convivían con el agresor en el momento de la presentación. Lo que marcó un descenso en relación con el período anterior, cuando el porcentaje se ubicaba en el 24,92 %. En tanto, el 44,78 % de las personas que denunciaron tenían hijos en común con las personas denunciadas.

El estudio también analiza los “indicadores de gravedad” asociados a los episodios de violencia doméstica, que permiten establecer prioridades en el abordaje de los casos. Con esa finalidad, se procesaron 38.787 formularios de denuncias de violencia familiar.

Entre las situaciones que presentan gravedad se distinguen los casos que requieren una atención “inmediata” (primer nivel de gravedad) y los que ameritan una respuesta “prioritaria” (segundo nivel de gravedad). Se catalogan en el primer grupo las denuncias de hechos vinculados con la presencia de armas propias e impropias como así también circunstancias relacionadas con el embarazo y el ejercicio de la violencia durante este período.

Por otro lado, en el segundo nivel de gravedad, se incluyen los episodios que tienen al menos dos respuestas positivas a los ítems referidos a “denuncias anteriores”, “trastornos mentales”, “hechos de violencia anteriores denunciados o no denunciados”, “incumplimiento a medidas cautelares ordenadas por los jueces”, “consumo de drogas o alcohol” e “intención de separarse o nueva pareja”.

Informe Violencia 2019

Reincidencia de la violencia

En relación al indicador que releva las denuncias anteriores y el incumplimiento de las órdenes de restricción las cifras son las siguientes: el 35,86 % de las personas que denunciaron ya habían hecho presentaciones anteriores y el 22,43% de los presuntos agresores había incumplido medidas cautelares previas, porcentajes que ascendieron levemente en relación al relevamiento anterior.

Esta información tiene una importancia crucial según las autoridades judiciales cordobesas para definir las prioridades en el tratamiento de las causas y para proteger con prontitud a las víctimas. En efecto, el tercer informe muestra que el 28% de los formularios de denuncia relevados requieren atención inmediata (Indicador de Gravedad 1) y el 57,43% demandaron atención prioritaria (Indicador de Gravedad 2). Ver gráficos en el archivo adjunto.

De la lectura de los indicadores de gravedad del anexo del formulario, resulta que un alto porcentaje de denuncias (64,65%) requiere atención inmediata o prioritaria. Cabe aclarar que, en una misma denuncia, la víctima puede responder positivamente a más de un indicador.

Conforme al relevamiento, las sedes del interior provincial concentran el 49,44 % del ingreso total de denuncias por violencia familiar. El mayor caudal se registra en Río Cuarto (4871), Cosquín (2336) y Villa María (2143).

En lo atinente al crecimiento porcentual, Río Tercero presentó el mayor aumento con el 178,7%, puesto que pasó de 507 denuncias a 1413. Luego, la siguió Alta Gracia con el 95,75% de incremento (de 729 a 1427); ambos en comparación con el período anual septiembre 2016/ agosto 201

¿QUE TE PARECIÓ LA NOTA?

  • ME ENCANTA 
  • ME GUSTA 
  • INDIFERENTE 
  • ME ABURRE 
  • ME INDIGNA